Auschwitz - Residencia de la muerte

Unikalny dokument przedstawiający największy hitlerowski obóz koncentracyjny, ośrodek męczeństwa i masowej zagłady setek tysięcy więźniów 30 narodowości. Bogaty materiał fotograficzny: znakomite, słynne już artystyczne fotografie Adama Bujaka zatrzymujące w czasie echa koszmaru oraz zdjęcia archiwalne z lat funkcjonowania obozu...

Autorzy: Adam Bujak, Teresa i Henryk Świeboccy

liczba stron: 128
obwoluta: nie
format: 235x290 mm
papier: 170 g kreda
oprawa: twarda
data wydania: 30-07-2003
ISBN: 978-83-60292-47-1
Zarejestruj się aby otrzymać rabat 25% na pierwsze zamówienie oraz 20% na kolejne zamówienia! Darmowa dostawa zamówień powyżej 120zł.
Dostępność: duża ilość

Unikalny dokument przedstawiający największy hitlerowski obóz koncentracyjny, ośrodek męczeństwa i masowej zagłady setek tysięcy więźniów 30 narodowości. Bogaty materiał fotograficzny: znakomite, słynne już artystyczne fotografie Adama Bujaka zatrzymujące w czasie echa koszmaru oraz zdjęcia archiwalne z lat funkcjonowania obozu przedstawiające dramatyczny los deportowanych. Fragmenty oryginalnych tekstów: wspomnienia i relacje więźniów, niemieckie dokumenty dotyczące masowej eksterminacji ludności z terenów okupowanych.

"Człapiemy po rozmokłym, gliniastym gruncie pełni strachu i u kresu sił. Dochodzimy do naszych nowych grobów, jak to nazwaliśmy nasze nowe domy. Zanim doczłapaliśmy się do nowego miejsca, ledwo zaczerpnęliśmy powietrza, już kilku z nas oberwało pałkami po głowach. Już lała się krew z rozciętych głów lub okaleczonych twarzy. To jest pierwsze przywitanie nowo przybyłych. Wszyscy są oszołomieni i rozglądają się, dokąd to ich zaprowadzono. Zaraz informują nas, że oto mamy próbkę życia obozowego. Panuje tutaj żelazna dyscyplina. Tutaj znajdujemy się w obozie śmierci. Jest to martwa wyspa. Człowiek nie przybywa tutaj, aby żyć, lecz aby wcześniej czy później znaleźć swą śmierć. Tu nie ma miejsca dla życia. Jest to rezydencja śmierci..." - z odnalezionego po wyzwoleniu na terenie byłego obozu rękopisu więźnia, Żyda Załmena Gradowskiego

Wersja hiszpańska

Introducción histórica

De la redacción

Fotografías

 

El movimiento de resistencia

Auschwitz se convirtió en un sinónimo de crímenescontra la humanidad y decaimiento de todos los valoresmorales. Se inscribió en la conciencia colectiva como símbolodel mal, desafuero, crueldad y muerte. Es verdad que el maldominaba, sin embargo en el campo había, también, lugarpara actuaciones dirigidas contra la muerte que reinaba demanera absoluta y contra el pisoteo de la dignidad humana.Muchos prisioneros, al no estar de acuerdo con el destinocruel que les habían preparado los nazis, emprendieronacciones de autodefensa, ofrecieron resistencia pasiva oactiva, o incluso desarrollaron la lucha clandestina.

Los casos de resistencia se daban incluso entre aquéllosa los que inmediatamente después de llegar se dirigía a lascámaras de gas. En octubre de 1943, en el crematorio II deBirkenau se produjo una rebelión de mujeres del transportejudío traído desde Bergen-Belsen. En el guardarropa que eravestíbulo de la cámara de gas, una de las mujeres judías,al darse cuenta de que les amenazaba la muerte, arrancóla pistola al SS Josef Schillinger y le pegó algunos tiros,causándole heridas mortales. Hirió, también, a otro SS. Fueuna señal para otras mujeres que se lanzaron contra losverdugos. No obstante, la rebelión fue sofocada y las judías– asesinadas.

 

Las formas del movimiento de resistencia

La lucha clandestina de los presos del campo secentraba, sobre todo, en salvar de la muerte a los compañerosde infortunio, así como en reaccionar contra todas lasmanifestaciones de depresión psíquica, desmoralización ydepravación. Al mismo tiempo se hacían enormes esfuerzospara que la verdad sobre lo que pasaba en el campo fuerade alguna manera documentada y revelada ante el mundo.La resistencia de los prisioneros tomaba, también, formas deactividad militar, política, cultural, o se manifestaba a travésde la vida religiosa.

Alicja Glińska, investigadora polaca de la moral delos prisioneros, resumió así los objetivos y las tareas de lalucha clandestina en el campo: ”Informar al mundo sobrelos crímenes cometidos por los hitlerianos en el campo, ya los prisioneros sobre la situación internacional. Influir enla mejora de la existencia de los presos ‘organizando’, porejemplo, una distribución justa de víveres, medicinas y ropao introduciendo en los puestos de encargados a personas nodepravadas. Prevenir la aparición de antagonismos nacionales,políticos y raciales, fomentados por las autoridades delcampo. Luchar contra la depresión psíquica y moral de lospresos. Proteger la vida de personas eminentes, políticos,científicos, hombres de cultura. Prepararse para la lucha encaso de que los hitlerianos intentaran liquidar a la gentecuando se acercara el frente”.14Las posturas de los prisioneros en el campoLas posturas y comportamientos individuales tenían unainfluencia enorme en la moral de la sociedad del campo. Elacto realizado por un franciscano polaco de Niepokalanów, elpadre Maximiliano María (en el bautismo recibió el nombre deRaimundo) Kolbe se convirtió en un símbolo de gran sacrificio,heroísmo y resistencia. En verano de 1941, durante unarevista, ante los ojos de todo el campo, el franciscano salióde la fila y pidió a un SS que le permitiera sustituir a uno delos presos, seleccionado momentos antes para la muerte dehambre. El SS dio su conformidad. El padre Maximiliano Kolbemurió en el búnker de hambre, rematado con una inyecciónde fenol, mientras que el prisionero al que había salvadosobrevivió el perido de encierro en el campo. En 1982, laiglesia católica introdujo al padre Maximiliano en el conjuntode los santos.

En la historia del KL Auschwitz pueden encontrarsemuchos más ejemplos de posturas magníficas de personas queen aquellas condiciones extremas manifestaron una noblezaextraordinaria y actuaron con valentía y fuerza de alma. Elpapa Juan Pablo II durante su peregrinación a los terrenos delantiguo campo, al rendir homenaje a San Maximiliano, dijo:”¿Cuántas más victorias parecidas tuvieron lugar aquí? Susautores fueron personas de religiones distintas, ideologíasdistintas – seguramente no sólo creyentes”.

El comportamiento de tales prisioneros como, porejemplo, una médica francesa, Adelaide Hautval, que tuvoel valor como para negar a un médico SS la colaboración enexperimentos criminales con mujeres judías; o una matronapolaca, Stanisława Leszczyńska, que contra la orden yvoluntad de los SS salvaba a bebés judíos; o un alemán, OttoKüsel, que aprovechando su función de Arbeitsdienst en laoficina de trabajo del campo siempre venía en socorro depersonas débiles y agotadas, se convirtió en un modelo aseguir para otros restableciendo la fe en el ser humano.

 

La conspiración organizada

La resistencia al destino que los nazis habían preparadoa los prisioneros no se limitaba únicamente a los actosdel arrebato espontáneo de algunos individuos. Por elcontrario, existía una actividad de conspiración organizada.En los primeros años del KL Auschwitz, la conspiración fuedesarrollada, sobre todo, por prisioneros políticos polacosque en aquel momento eran la mayoría decisiva de lasociedad del campo. Uno de sus fundadores fue miembro delmovimiento de resistencia polaco, Witold Pilecki, que estuvoen el campo bajo el seudónimo de Tomasz Serafiński. Pasóa la historia como el ”voluntario a Auschwitz”, puesto quedeliberadamente se dejó prender en una redada en Varsovia,en septiembre de 1940, para introducirse en el KL Auschwitzy fundar allí una organización clandestina. En los años 1940-1941, la conspiración polaca fue organizada por grupos demilitares y políticos socialistas y nacionalistas. En 1942, contal de emprender una acción unificadora, dichos gruposse juntaron y surgió una organización homogénea y fuerteque se identificaba con el Ejército Nacional (sigla polaca:AK) y éste fue el nombre que la organización adoptó en elcampo. A su cabeza se puso un prisionero, el coronel JuliuszGilewicz (fusilado en una ejecución colectiva de presos el 11de octubre de 1943). El Ejército Nacional del campo fue elequivalente de la más grande organización clandestina polacaque tenía el mismo nombre, que actuaba en los territoriosocupados y dependía del gobierno polaco en la emigración enLondres. Además del AK, en el campo funcionaban grupos deizquierdas entre los que desempeñaron un papel importantelos miembros del Partido Socialista Polaco (PPS).

Los prisioneros de otras nacionalidades tambiéndesarrollaron actividades de conspiración. A caballo de 1942 y1943, aparecieron en el campo grupos clandestinos: austríacoalemán,francés, ruso, judío, checo y yugoslavo. Teníancaracterísticas izquierdistas. En 1943, junto con una parte desocialistas y representantes de otras facciones de la izquierdapolaca, dichos grupos fundaron una organización internacionalbajo el nombre de Kampfgruppe Auschwitz (Grupo de CombateAuschwitz). En 1944, el Ejército Nacional y el KampfgruppeAuschwitz constituyeron el Consejo Militar Auschwitz que teníapor objetivo preparar un levantamiento en el campo.

Opinie o produkcie (0)

Imię i nazwisko:
do góry

Zamknij X W ramach naszego serwisu stosujemy pliki cookies. Korzystanie ze strony bez zmiany ustawień dotyczących cookies oznacza, że będą one zamieszczane w Państwa urządzeniu końcowym.

Pokaż pełną wersję strony
Sklep internetowy Shoper.pl